“LE WEEK-END” de Roger Mitchell

(Esta entrada, por fin, es completamente nueva y publicada por primera vez en este blog.)

 

No sé si les ocurre a ustedes encontrarse en ocasiones con películas que dan algo diferente a lo que prometen y, pese a eso, no salir del todo decepcionados porque la diferencia también ha valido la pena. A mí me ocurrió al ver Le week-end, en la que esperaba encontrar una de esas representaciones de caídas de caretas y derrumbes de parejas que llevan largo tiempo unidas. En tono cómico, desde luego, a juzgar por los anuncios, pero de eso parecía tratarse. En mi opinión, sin embargo, la película amaga y no da el golpe, aunque me gustó lo que terminé viendo.

 

¿A qué me refiero? Encontrarán ustedes en esta película dos brillantes interpretaciones de la pareja protagonista, un matrimonio con edades en algún punto de los sesenta, que después de treinta años de vida en común deciden visitar París durante un fin de semana, por ser el lugar en el que pasaron su feliz luna de miel tiempo atrás. Encontrarán diálogos a veces chispeantes, casi siempre rápidos, en el que la pareja va exponiendo (y exponiéndose) sus distintos reproches, anhelos más o menos larvados, miedos… Se pasan facturas pendientes pero no muchas, se amenazan con dejarse pero no lo hacen, se desprecian ocasionalmente tanto como se necesitan inconfesablemente… Encontrarán bonitos escenarios también y es que da igual lo turística que pretenda ser la película: París siempre es un buen escenario, por tópico que resulte, y no se acaban nunca sus posibilidades.

 

No es quizás un punto de partida muy novedoso, pero sí es una apuesta segura. Sin embargo, creo que no se termina de encontrar el tono de una película que empieza como comedia chispeante y levemente más superficial de lo que quiere aparentar, en algún punto a la mitad intenta un giro a una mayor profundidad e introspección que tampoco es tanta como se aparenta, y que termina saliéndose por la tangente. No acertaría a distinguir si esa fuga es incapacidad profesional de no controlar el tono de la película, si es indecisión por haber querido hacer algo que agrade a paladares variados, si es miedo personal por no atreverse a poner el foco sobre cuestiones de pareja de un modo que otras películas sí han hecho. A bote pronto, que se me ocurran ahora, Entre nosotros, sobre una pareja que prácticamente acaba de empezar, y Antes de medianoche, muy reciente, sobre una pareja que ya lleva más tiempo junta.

 

Si esa indecisión, llamémosla así, no termina contrariando, es porque la amable humanidad de los personajes, igual que en el fondo no hace mucha sangre entre ellos, tampoco pretende herir al espectador, lo que se agradece, puestos a no rematar el resultado. Aparte de la amabilidad del producto, se agradece su falta de gravedad y de pretensiones, la humilde concisión de sus noventa y pocos minutos…

 

Y también, a un convencido como yo de que la nouvelle vague es una de las mejores cosas que le pasaron al cine, encontrar inesperados homenajes cinéfilos siempre deja buen sabor de boca. Alguno puesto discretamente, como la fotografía de un joven Godard mirando celuloide, entre todas las que el marido pega en la habitación de hotel, o como ese título que se pregunta uno si no es un pequeño guiño al Weekend de Godard, con la que no tiene nada que ver, por otra parte. Y el más bonito de todos, la inesperada reproducción entre tres de la escena del baile en un café de Banda aparte. Quizás la nouvelle vague haya envejecido parcialmente mal, quizás Godard y muchas de sus películas sean un ejemplo viviente de esa afirmación, pero he ahí, cincuenta años después, su mismo descaro, encanto, ímpetu, la constatación de que su capacidad de seducción sigue intacta y de que son muchos los seducidos por ella y, además, encantados de haberse conocido. Y de que nosotros los veamos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s