EL CINE QUE VIMOS EN 2015

Aquí estamos de nuevo. Con distintos títulos y formatos y en distintos foros, es mi séptimo comentario de final de año. He preferido retomar el título original de los primeros de ellos. Como he contado en alguna ocasión, fue un título improvisado y nunca me gustó. Pero algunas amistades me transmitieron con reiteración su impresión de que era un título reconocible y que, además, repetí varias veces. Tienen razón.

Sin más, pongo la relación de las diez películas que más me han gustado este año, por orden alfabético, y luego añado algún pequeño matiz en lo que me ha parecido procedente.

1) LA ACADEMIA DE LAS MUSAS de José Luis Guerín (España)

La academia de las musas

2) AMAR, BEBER Y CANTAR de Alain Resnais (Francia)

Amar, beber y cantar

3) LA ASESINA de Hou Hsiao-Hsien (Taiwán)

La asesina

4) BOYHOOD de Richard Linklater (Estados Unidos)

Boyhood

5) EL CONGRESO de Ari Folman (Israel)

El congreso

6) LOS EXILIADOS ROMÁNTICOS de Jonás Trueba (España)

Los exiliados románticos

7) PHOENIX de Christian Petzold (Alemania)

Phoenix

8) PURO VICIO de Paul Thomas Anderson (Estados Unidos)

Puro vicio

9) TRES CORAZONES de Benoît Jacquot (Francia)

Tres corazones

10) VIAJE A SILS MARIA de Olivier Assayas (Francia)

Viaje a Sils Maria

Que recuerde, ha sido el año en que más películas buenas se han quedado fuera de la selección. Alguno hubo en que me dieron ganas de dejar el top 10 en un top 7 o top 8 y terminé rellenando el cupo. En éste, lamento que El año más violento o Irrational man, por ejemplo, se hayan quedado fuera.

La academia de las musas no se ha estrenado comercialmente en cines en el 2015, aunque está previsto que lo sea el 1 de enero de 2016. Es decir, probablemente estará estrenada cuando ustedes lean este comentario. La incluyo este año porque tuve la oportunidad de verla en diciembre.

Amar, beber y cantar. Preciosa despedida y preciosa recomendación vital de Alain Resnais. A veces el contexto lo es todo y yo quedé encantado con esta película, con su alegría desenfadada, con su topito entre la hierba y con todo lo que luego leí sobre ella al salir.

La asesina. Perdonen ustedes que cambie el título con el que se está exhibiendo en España, pero no veo motivos para llamarla The assassin. O la nombramos por su sentido en español o empezamos a estudiar lenguas orientales como posesos. No es una película fácil si la ve uno desprevenido y no la recomendaría como primera toma de contacto con Hou Hsiao-Hsien. A cambio, resiste perfectamente sucesivos visionados y lecturas, debates y comentarios. Me pareció austera, bressoniana y personalísima en su historia contada entre jirones desgarrados del tiempo.

Boyhood y El congreso. Soy consciente de que se estrenaron comercialmente el año anterior, pero no las vi hasta éste y, por unos meses de desfase, me parecía una pena no haber podido incluirlas en 2014 y tener que obviarlas en 2015.

Los exiliados románticos. La vi dos veces, en dos ciudades diferentes, y las dos terminé con el mismo pensamiento en la cabeza: “ojalá que sí”. Escribí sobre ella en el blog. Me sigue pareciendo paradójico que la escena más comentada de esta película recuerde tanto, tanto al momento cumbre de Todas las canciones hablan de mí, la primera de Jonás Trueba. La diferencia es que donde Todas las canciones elegía atrapar la emoción del momento, de un modo algo idealizado, Los exiliados elige darle continuidad, quizá con más realismo, y nos da a conocer la respuesta negativa a cierta pregunta. Como escena en sí, prefiero el pálpito de la de Todas las canciones, pero en su conjunto Los exiliados románticos me parece más madura desde cualquier punto de vista.

Phoenix y Tres corazones. Contemplo con estupor la indiferencia con que parecen haberse recibido estas dos películas. Me limito a dejar constancia de mi gusto por ambas. Quizá las dos siguen un itinerario argumental que exige un cierto acto de fe por parte del espectador. No veo ningún inconveniente en poner esa fe si la película tiene otros méritos y ambas tienen maravillosos actores y atmósfera. Phoenix, además, tiene la escena final que más me ha gustado este año. Nadie que la haya visto podrá discutir la intensidad de ese momento.

Puro vicio y Viaje a Sils Maria. Dos películas que dividieron opiniones entre partidarios y enemigos. La primera queda como mi preferida de P.T. Anderson, del que no era demasiado fan. La presencia de Assayas, sin embargo, empieza a ser habitual en mi selección de final de año.

Finalmente, no quiero dejar de indicar que la película que más huella me ha dejado en 2015 no está en esta lista. Se trata de Nubes dispersas de Mikio Naruse, de 1967. La vi en DVD y queda como mi descubrimiento cinematográfico del año y una de mis películas preferidas para siempre. Que no esté en la lista es una cuestión meramente cronológica. Salvo las excepciones específicamente indicadas, con sus motivos, sólo están películas estrenadas en 2015.

Pero, si aman el cine, háganse un favor y busquen Nubes dispersas. Es de diez.

Nos seguiremos viendo un año más. ¡Feliz 2016!

Anuncios

4 pensamientos en “EL CINE QUE VIMOS EN 2015

  1. Un top muy interesante. Me alegra que incluyas Boyhood, mi favorita del pasado año. Y me gusta ver ahí La academia de las musas, que espero ver pronto, pues me encanta Guerín. Del resto, poco que objetar. Con La asesina aún no me he atrevido. Tres corazones no la he visto pero me apetece mucho. La última de Resnais, eso sí, no me entusiasmó. Como quizá no te entusiasmó a ti una que sin duda estaría en el podium de mi top, Whiplash. No te gustó? Apunte aparte para Los exiliados románticos, pues debo confesar que aún no le he dado una oportunidad a su director. Según tú, debería, no? Saludos!

    • Ah, pues fíjate, no he visto “Whiplash”, aunque soy consciente de que tuvo muchos fans entre quienes la vieron. De las que pongo yo, tampoco te fíes mucho si no te han llamado la atención. Lo de hacer listas me divierte mucho como pasatiempos, pero es tan subjetivo. 🃏🃏

    • Me alegro por “Boyhood”. Me gusta mucho pero tiene sus detractores… En cuanto a PTA, a mí es que me cuesta mucho disfrutar sus películas. Las aprecio pero no me seducen. Ni siquiera “Magnolia”. La aprecio, pero ya está. Sin embargo, “Puro vicio” me enamoró. Fui absolutamente sin expectativas y salí pensando que era una de las películas del año para mí. ¡Gracias por pasarte a dejar tu opinión, saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s